Fitness Club Anura
Escuela de Danza
  • El ejercicio físico no tiene que ser una tarea aburrida ni tiene que convertirse en una obligación más. Si quieres hacer todo lo posible por tu salud y se te hace difícil mantener una rutina de ejercicios, entonces quizás es hora que escojas el baile como tu actividad física. Cualquier tipo de baile es un ejercicio válido y altamente beneficioso para tu salud. El baile ofrece los mismos beneficios que otros ejercicios con una pequeña e importante diferencia. Al bailar, te enfocas en aprender y disfrutar de una actividad física que te apasiona en vez de enfocarte en quemar calorías.

    Los seres humanos, desde tiempos ancestrales, han usado el baile para celebrar, sanar compartir en comunidad y expresar sentimientos. Hoy en día el baile se usa en tratamientos de enfermedades tanto físicas como mentales.

    Los beneficios del baile para la salud son numerosos. No importa que tipo de baile sea, salsa, tango, danza del vientre, flamenco, bailes de salón, todos estos estilos de baile son actividades físicas saludables. Cuando bailas no sólo obtienes los beneficios de un ejercicio aeróbico. También recibes los beneficios mentales y emocionales que aporta una actividad social.

    Tu nivel de destreza, tu edad, tu tipo de cuerpo o talla no importan a la hora de recibir los beneficios del baile. El baile es un buen ejercicio, incluso, para las personas que no han sido muy activas físicamente. He aquí algunos de los principales beneficios que aporta el baile para la salud cuando se practica con regularidad, al menos tres veces por semana.

    1. El baile fortalece tu sistema muscular.
    Cada estilo de baile te ayuda a fortalecer diferentes grupos de músculos mediante la práctica de movimientos repetitivos y coreografías. Esto significa que, con una práctica regular de baile, puedes desarrollar resistencia para realizar actividades físicas durante largos periodos de tiempo sin fatigarte. O sea, estarás más fuerte. Todos los estilos de baile ayudan a fortalecer el sistema muscular. Los bailes que requieren de saltos, como el ballet, fortalecen los músculos de las piernas. Bailes como el flamenco ayudan a fortalecer los músculos de los muslos, piernas y brazos.

    2. Bailar con regularidad disminuye las probabilidades de desarrollar osteoporosis.
    El baile también fortalece tus huesos y mejora tu postura. Muchos estilos de baile requieren de movimientos que fortalecen los huesos como la tibia, el peroné y el fémur. Una práctica regular de baile puede evitar o disminuir la pérdida de masa ósea, previniendo de esta manera la osteoporosis.

    3. El baile ayuda a tener más flexibilidad, agilidad y coordinación del cuerpo.
    En casi todas los clases de baile se realizan ejercicios de estiramiento y calentamiento. Al practicar los movimientos de un baile en específico todas las semanas en tus clases y ensayos, desarrollas flexibilidad, agilidad y mejor coordinación. Estas habilidades son altamente beneficiosas para tu salud en general. De hecho, el baile podría ayudar a que una persona mejore su flexibilidad, aun cuando padece de un trastorno neurológico como la enfermedad de Parkinson. En un estudio realizado en la escuela de medicina de Washington University se descubrió que bailar tango argentino era mejor actividad física para mejorar la capacidad de movimiento en los pacientes de la enfermedad de Parkinson que una clase de ejercicio.

    4. El baile beneficia la salud del corazón.
    Al igual que los ejercicios aeróbicos, el baile, si se practica con regularidad, puede ayudar a disminuir tu ritmo cardiaco, la presión arterial y el nivel de colesterol en la sangre. De acuerdo a los expertos, es necesario practicar baile durante 30 a 40 minutos de tres a cuatro veces a la semana para mejorar la salud de tu corazón.

    5. Bailar puede ayudar a mantener un peso saludable.
    Al igual que caminar o nadar, bailar ayuda a quemar calorías. En media hora de baile se pueden quemar entre 200 y 400 calorías. Cada vez que practicas una rutina de baile estás dando cientos de pasos. Sin lugar a dudas, practicar esas placenteras rutinas de baile es una de las maneras más divertidas de mantener el cuerpo en forma.

    6. El baile mantiene el cerebro en buenas condiciones de salud.
    Los beneficios del baile no se limitan a tu salud física. El baile también ayuda a mantener tu cerebro en forma. Al aprender rutinas de baile y coreografías, mejoras tu memoria y tu habilidad de realizar varias tareas al mismo tiempo. Un estudio realizado por el American Council on Exercise descubrió que las personas que practican bailes al menos dos veces a la semana son menos propensas a desarrollar demencia. También algunos investigadores han descubierto que el baile podría ayudar a reducir los riesgos de la enfermedad de Alzheimer.

    7. El baile mejora tu calidad de vida y bienestar.
    Es una actividad social que reduce el estrés y la tensión. Los estudios han demostrado que las actividades sociales, como el baile, ayudan a que las personas tengan una vida más longeva y sana.

    8. El baile aumenta tu autoestima y confianza en ti misma.
    El baile te da la oportunidad de expresar a tu ser auténtico. Te pone en contacto con tu cuerpo y tu alma. Te ayuda a que te sientas cómoda con tu apariencia física. Bailes como la danza del vientre, el flamenco, la salsa y las danzas africanas celebran todos los tipos de cuerpo. Cuando aprendes un baile y compartes lo aprendido en tu comunidad te sientes satisfecha contigo misma. La experiencia de aprender un baile te proporciona sentimientos positivos que fortalecen tu autoestima y confianza en ti misma.

    ¿Sueñas con expresar tu pasión y alegría mediante un baile?
    ¡No esperes más y ven a visitarnos!